Cuarto

Congreso Iberoamericano de Derecho Constitucional

“Parlamentarismo y Presidencialismo. Federalismo y Descentralización Política”
Madrid,

del 27 al 30 de septiembre de 1988

Reseña

El Cuarto Congreso Iberoamericano de Derecho Constitucional tuvo como sede a España; se celebró en la Ciudad de Madrid, del 27 al 30 de septiembre de 1988.

El Doctor Jorge Carpizo, en el discurso inaugural, recordó que muy cerca de cumplirse el quinto centenario del encuentro español con América y el de los americanos con España, los constitucionalistas iberoamericanos estaban juntos otra vez en aquel país, en la España eterna de Cervantes, Fray Luis de León, San Juan de la Cruz, Ortega y Gasset y Miguel de Unamuno, en la España que fundó las primeras Universidades americanas y que mostró el alba del constitucionalismo latinoamericano con la norma de normas de 1812, que tuvo marcada influencia en la región.

Para la Universidad Nacional Autónoma de México fue motivo de especial satisfacción haber sumado sus esfuerzos a los del Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional, a la Fundación Friedrich Ebert que acompañó y apoyó desde sus inicios al Instituto, al Centro de Estudios Constitucionales de Madrid y al Instituto de Cooperación Iberoamericana, a fin de hacer posible la realización del IV Congreso Iberoamericano de Derecho Constitucional.

La Mesa de Presidencia de este Congreso estuvo a cargo de los señores: Presidente, Doctor Jorge Carpizo, Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México; Vicepresidentes, Doctor Francisco Laporta San Miguel, Director del Centro de Estudios Constitucionales de Madrid, Doctor Germán Bidart, Catedrático de Derecho Constitucional de Buenos Aires; y Secretario, Doctor José Afonso da Silva, Presidente de la Sección Brasileña.

Los temas fueron los siguientes:

  1. Parlamentarismo y presidencialismo; y

  2. Federalismo y descentralización política

En 1988, el Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional tenía catorce años de haber sido fundado. Durante esos años, la realidad y la norma constitucionales de la región habían cambiado profundamente; habían acontecido aspectos positivos que incitaban al optimismo, como la desaparición de las dictaduras militares en algunos países de América Latina: Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Perú y Uruguay, y se continuaba la lucha por perfeccionar los sistemas democráticos.

Aunque en América Latina existía concentración de poder en muchos de sus países, además de agraviantes desigualdades sociales y violaciones de derechos humanos, no podía desconocerse que el panorama político en general de 1988 era mejor que el de 1974, a pesar de las dictaduras y sistemas autoritarios que aún existían en la región, y de que muchas de las democracias iberoamericanas se encontraban asediadas y en peligro por problemas económicos y sociales y por una injusta y exorbitante deuda externa, de la cual se habían realizado fuertes amortizaciones que la deberían haber disminuido considerablemente pero, paradójicamente, ocurría lo contrario.

En los casi dos siglos de vida independiente de los países latinoamericanos y en la existencia de España durante más de cinco siglos, los catorce años transcurridos desde la fundación del Instituto, habían sido de especial importancia. En la lucha por alcanzar la democracia, perfeccionarla y asegurarla, muchos de los constitucionalistas miembros del Instituto, con su pensar y con su actuar, habían sido protagonistas de estas luchas, lo cual, los convertía en motivo de orgullo de la comunidad académica, comprometida con los valores constitucionales de la democracia occidental y con los cambios que deben darse en la realidad constitucional.

Se habían vivido catorce años importantes en el anhelo de alcanzar la democracia, pero el camino que faltaba por recorrer, en la mayoría de los países latinoamericanos, era aún largo. Los enemigos de la democracia se encontraban en la miseria, el analfabetismo, la concentración del poder y de la riqueza, el marginalismo, la represión y la violación de los derechos humanos.

Ponencias

Los Ponentes fueron: Ángel Manuel Abellán, Manuel Barquín Álvarez, Germán J. Bidart Campos, Allan R. Brewer-Carías, Antonio Colomer Viadel, José Afonso da Silva, María Elena Demaría Massey de Ferré, Salomón Díaz Alfaro, Gabriel de Estal, Claro J. Fernández-Carnicero, Ángela Figueruelo Burrieza, Héctor Fix-Zamudio, Pedro J. Frías, Eloy García, Domingo García Belaunde, Jorge Horacio Gentile, Héctor Gros Espiell, Ricardo Haro, Fernando Henestrosa, Hebe Mabel Leonardi de Herbón, Juan Fernando López-Aguilar, Jorge Madrazo, Carlos M. A. Mosca, Alberto A. Natale, Humberto Nogueira Alcalá, José de Jesús Orozco Henríquez, Félix Pons Irrarazábal, Humberto Quiroga Lavié, Pablo A. Ramella, Carlos Restrepo Piedrahita, Humberto E. Ricord, Luis Carlos Sáchica, Néstor Pedro Sagüés, Luis Sánchez Agesta, Diego Valadés,Jorge Reinaldo Vanossi, Luis Verdesoto Salgado, Enrique Véscovi y Antonio Vitorino.

Publicaciones

  1. UNAM, IV Congreso Iberoamericano de Derecho Constitucional, México, UNAM-Instituto de Investigaciones Jurídica e Instituto Iberoamericano de Derecho Constitucional, 1992.